Buena gestión del tiempo: La clave del éxito empresarial y personal

El tiempo de trabajo-su duración y distribución-, es uno de los factores que más condicionan al empresario. Repercute directamente sobre la vida laboral y familiar diaria. Un mal diseño del tiempo de trabajo puede causar numerosos problemas de tipo físico y psicológico.

Gráfico de uso del tiempo por países europeos. EL PAÍS

El trabajo por turnos y los horarios nocturnos pueden producir una alteración del ritmo biológico, así como cambios en los hábitos alimentarios y perturbaciones en la vida familiar y social. El deterioro en la salud física puede manifestarse, en principio por alteración de los hábitos alimentarios y, a largo plazo, mediante alteraciones más graves: gastrointestinales, cardiovasculares, neurológicos, etc. Numerosas investigaciones establecen que la edad más propensa a sufrir estos efectos adversos oscila entre los 40 y los 50 años. d

Diseñar el horario de trabajo puede ser complicado en algunos puestos en los que se ha de prestar un servicio las 24 horas del día. Para el resto de puestos existen diversas opciones (jornada continua, partida, flexible, etc.). Cada uno de estos horarios tiene sus ventajas y sus inconvenientes. En general, la organización de los turnos debe basarse en la protección de la salud de los trabajadores, debiendo evitarse los horarios muy rígidos y, procurar que, en la medida de lo posible, el trabajador pueda elegir.

Mejorar las condiciones del trabajo por turnos supone actuar a nivel organizativo y, aunque no existe un diseño de organización óptimo, pueden establecerse unos criterios para conseguir unas condiciones más favorables. La actuación debe basarse, principalmente, en intentar respetar al máximo los ritmos biológicos de vigilia-sueño y alimentación, así como las relaciones familiares y sociales. Las recomendaciones básicas cuando ha de realizarse un trabajo a turnos son las siguientes:

 

Contar con la participación de los trabajadores: Para conseguir un equilibrio entre las necesidades del centro y las preferencias de éstos. 

Dar a conocer con antelación el calendario de turnos: De esta  manera los trabajadores pueden planificar adecuadamente su vida extra-laboral.

Duración de turnos en ciclos cortos: Actualmente se tiende a realizar ciclos cortos (se recomienda cambiar de turno cada dos o tres días), porque de esta forma los ritmos circadianos apenas llegan a alterarse. Sin embargo este sistema puede generar más problemas sociales y familiares al trabajador. Por ello, es por lo que se hace necesaria la participación del trabajador, en la planificación y elección de los turnos.

Respetar al máximo los ciclos de sueño: Evitar que el turno de mañana empiece a una hora demasiado temprana. El sistema de tres turnos es mejor con los siguientes horarios: 7-15-23 horas o 8-16-24 horas.

Aumentar los períodos en los que se puede dormir de noche: Promover la posibilidad de descanso después de hacer el turno de noche, acumular días para descansar e implantar ciclos de rotación distintos a lo largo del año.

Limitación de edad para los turnos nocturnos: Los trabajadores del turno de noche no deben ser menores de 25 años o mayores de 50. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) recomienda que a partir de los 40 años el trabajo nocturno continuado sea voluntario.

Reducir la carga de trabajo durante el período nocturno: Ya que se necesita un mayor esfuerzo para conseguir los mismos resultados que durante el trabajo diurno. Como norma general se recomienda, además, que los turnos de noche nunca sean más largos que los de mañana.

Evitar el trabajo nocturno continuado y sin rotaciones: Después de dos o tres turnos de noche consecutivos dar al menos una jornada completa de descanso. Asimismo, toda organización de turnos debe prever fines de semana libres de al menos dos días consecutivos.

Turnos con descansos para realizar una comida caliente: Para asegurar la adecuada nutrición de los trabajadores.

Coincidencia de empleados en el mismo turno: Mantener los mismos miembros en un turno de manera que se faciliten las relaciones estables.

Establecer un sistema de vigilancia médica: Para detectar la falta de adaptación y poder prevenir situaciones irreversibles.

 

Basado en un estudio realizado por el Instituto Biomecánico de Valencia

Equipo Efficiency

 

 

Deja un comentario